El Barça-Madrid nos pone frente al espejo

19/12/2019 / @fcbfan_mfd

El espejo futbolístico

El partido de ayer ante el Camp Nou me pareció futbolísticamente muy interesante porque pudimos ver planteamientos diferentes a los que se les suponían tanto al Barça como al Madrid de la última década. El Barça no buscó controlar el partido a través de la posesión del balón, y el Madrid no buscó romperlo a su favor a través del frenetismo de transiciones rápidas. De hecho, pasó todo lo contrario hasta el punto de que se invirtieron claramente sus  papeles futbolísticos tradicionales.

Barça – Madrid

Considero que fue interesante verlo porque ni siquiera fue una consecuencia de cómo se iba desarrollando el juego, sino que fue absolutamente intencionado y dirigido desde cada uno de los banquillos. Es decir, el Barça no cedió el control del balón porque el Madrid le superara y le sometiera, sino que deliberadamente jugó a eso. Por contra, colocando a Isco como cuarto centrocampista, el Madrid también buscó intencionadamente tener el balón para crear juego y dominar la posesión.

Dicho esto, ¿en qué clase de nueva era nos sitúa el partido de ayer? Hay que ser realistas: a los culés nos pone frente al espejo para que empecemos definitivamente a redescubrirnos. Puede que lo que veamos ante él a primera vista no nos guste en absoluto ya que estábamos acostumbrados a dominar los partidos a través de la posesión y a jugar de forma sublime para vencer a los oponentes. Así, cuando ganábamos teníamos simpre la sensación de haber conseguido una doble victoria: la del resultado y la del estilo, y era entonces cuando podíamos hablar de baño al rival.

Sin emgargo, desde esde hace algún tiempo el espejo ya no nos responde que somos los más guapos del reino. No somos los más vistosos, ni los más buenos, ni los más altos, ni los más fuertes. Hemos mutado a un equipo que, pese a tener una plantilla envidiable, juega a lo que podría jugar cualquiera de los otros grandes equipos europeos. Ya no somos especiales y Valverde ni siquiera se ruboriza si traiciona los cimientos de lo que se supone que debería ser el Barça. Hay que empezar a digerirlo definitivamente, aunque muchos se atraganten al engullir este sapo verde, feo, grande y viscoso.

De todas formas, si uno se aisla de lo que se entiende que debería ser y sólo se toma como punto de partida el planteamiento de Valverde, al Barça no le salió un mal partido. Se ordenó defensivamente con un 4-4-2 tradicional con Griezmann cerrando la banda izquierda y el Madrid no creó demasiado peligro pese a controlar la posesión: una que sacó Piqué bajo los palos, y algún disparo cerca de la frontal del área. El Barça no tenía el balón pero casi nunca quedaba desarbolado en defensa. Sólo recuerdo en la segunda parte una ocasión en la que pudieron contragolpear y el balón acabó en una posición muy favorable a los pies de Bale, que disparó al lateral de la red.

En cambio, cuando el Barça conseguía salir de la presión alta que intentaba practicar el Madrid daba la sensación de tener llegadas más claras: Ramos sacó otra bajo los palos, Alba se quedó solo delante de Courtois, y Messi y Suárez chutaron deficientemente en ocasiones bastante claras. Es decir, en las llegadas del Barça la defensa del Madrid estaba mucho más descolocada y desbordada de lo que lo estaba la defensa del Barça con las llegadas del Madrid.

Aún así, los seguidores del Madrid están un poco crecidos porque después de una década sufriendo humillaciones contra el Barça esta vez por fin discutieron la posesión del balón y presionaron alto, y eso les lleva a pensar que fueron muy superiores. Pero la realidad es que creo que el partido fue muy igualado y por ocasiones de gol el empate fue justo. Aunque sin duda habría sido más bonito si hubieran empatado a 2 goles, por ejemplo.

Como punto final de mi reflexión futbolística quiero dejar constancia de que yo aún me resisto a pensar que con esta plantilla este es el único planteamiento que podemos ofrecer. Si el entrenador piensa que hay que jugar así, entonces toca pensar si este es el entrenador que queremos para nuestro equipo. ¿Seguro que queremos olvidarnos de la presión alta, jugar con un 4-4-2 básico y defensivo y regalar la posesión al rival? No me cabe la menor duda de que con estos futbolistas ayer se podría haber planteado el partido de una forma diferente y más coherente con nuestro ADN.

El espejo social

En mi anterior artículo ya dejé clara mi posición respecto cómo Tsunami Democràtic ha pretendido influir aprovechando el foco mediático del clásico. Y ahora vuelvo a insistir en mi rechazo a sus métodos. Deliberadamente han jugado a hacer ver que tenían pensado algo que podría alterar de algún modo el normal desarrollo del evento, incomodando a todo el mundo.

Al final, unas pancartas individuales azules bajo el lema “Spain, sit and talk” y unas cuantas pelotas amarillas que pararon el partido un par de minutos. Nada distinto de lo que se hizo en otras ocasiones cuando, por ejemplo, se lanzaron algunos globos amarillos. ¿De verdad era necesario crear tanta ambigüedad para eso? Si lo hubieran dicho desde el principio las aguas habrían bajado más tranquilas. En cambio, llamando a la gente a manifestarse alrededor del estadio (tuvieran o no entrada) y siendo tan ambiguos pusieron en jaque al Club y a los cuerpos de seguridad y dificultaron el acceso a los seguidores.

Y, quién sabe, quizá también crearon el caldo de cultivo necesario para que cuatro radicales volvieran a quemar contenedores, crear barricadas y enfrentarse entre ellos y con los Mossos. Creo que es necesario un poco de autocrítica, porque no todo vale. Con actuaciones como esta, por muy legítima que sea la causa que se defiende, desde mi punto de vista lo úncio que consiguen es que la misma se vuelva odiosa para mucha gente.

Con lo bonito que fue el ambiente que se vivió dentro del estadio, con el club facilitando la libertad de expresión al permitir que se desplegara una gran pancarta con el mismo lema de “Spain sit and talk” y “Freedom”, no era necesario organizar el lío que organizaron. Hay que tener más responsabilidad y más respeto a todo el mundo. Y si pretendían hacer alguna cosa más gruesa y no consiguieron llevarla a cabo, entonces felicito tanto al Club como a los operativos policiales por impedirlo.

Os dejo un pequeño vídeo de la reivindicación desde dentro del Estadi antes de que empezara el partido.


¡Si quieres que te notifique en el e-mail cada vez que haya una nueva entrada en el blog introduce tu correo electrónico!

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

3 comentarios en «El Barça-Madrid nos pone frente al espejo»

  1. Estoy de acuerdo con tus planteamientos futbolisticos, te leo con gusto, pero creo que con estos jugadores que son muy buenos, no pueden hacer el tiki-taka porque no son ni Xavi, ni Iniesta. Tienen otras cualidades, más físicas y a Franki de Jonk hay que acabar de acoplarlo.

    En cuanto al Tsunami, ja cansan….y los comentaristas de la corporación catalana de radio y televisión también cansan. Estaban más pendientes de los incidentes que del partido. Respetemos al Barça, respetemos a sus socios y a su libre manera de ver el mundo que es muy amplia.

    • Hola August!! M’encanta que vagis llegint de tant en tant els articles! 🙂 Jo no aspiro a jugar com quan hi havia el Xavi i l’Iniesta, tens tota la raó en què és impossible. És totalment cert que depenent dels perfils dels jugadors pots seguir uns plantejaments tàctics o uns altres. Però entre allò i un plantejament com el d’ahir penso que hauríem d’intentar aconseguir un punt intermig… jejejeje Hi ha hagut altres Barça històrics que no tenien Xavi i Iniesta i no es replegaven com ahir. Per tant, hi ha decisions que són estrictament tàctiques: per exemple contra el Mallorca fa un parell de partits sí van sortir a apretar a dalt, mentre que ahir l’entrenador hi va renunciar voluntàriament.

      • Potser el Valverde és una mica peruc, però de fútbol ha demostrat que hi enten (quan fa els canvis, li solen sortir tots bé)i en tots els equips que ha entrenat, sempre els ha tingut adalt. També porta 2 de 2 en la lliga. Aquets son merits que l’avalen.
        No és el mateix jugar devant del Madrid que del Mallorca, i probablement si haguesim presionat adalt, hauriem perdut, ningú ho sap però. Valverde y Casemiro son dos bestias fisiques, Kross te un gran domini de la pilota i la posa on vol. Adalt el Galés correr moltísim i Benzema te gol.
        Crec que encara hem sortit ben parats. De totes maneras, em semblan bé altres opinions….el fútbol permet que tothom tingui la seva opinió. Una abraçada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.