Ousmane Dembélé y su toma de decisiones.

17/10/2019 / @fcbfan_mfd

Como dos semanas sin Barça me parecen demasiadas (en otro post ya me extenderé sobre los parones por selecciones) ayer opté por revisar el partido del Barça contra el Sevilla en el Camp Nou. Pero lo hice desde una perspectiva particular: analizando las acciones de Dembélé, en especial las de la segunda parte.

Os confieso que hice la revisión con un prejuicio claro: tenía en mente varias acciones del partido en las que el francés no estuvo acertado en su toma de decisiones durante la última media hora de partido y quería revisarlo para ver si esa percepción se correspondía con la realidad.

Ousmane Dembélé

Yo me desespero en muchas ocasiones con Dembélé, capaz de encadenar acciones brillantes con otras muchas incomprensiblemente erróneas, y es cierto que esta dinámica se repitió en dicho partido. Del mismo modo que estuvo bien en la primera parte, marcando incluso un muy buen gol, durante la segunda perdió demasiados balones que en el Barça no se pueden perder. De todos modos, una vez repasada su actuación no soy tan crítico con su performance: estuvo en líneas generales bien pero debe mejorar en su toma de decisiones. Os voy a resumir sus intervenciones desde el minuto 50.

Min. 52: En un contragolpe se tira el balón demasiado largo y los defensas le cierran los espacios, aunque no tenía muchas opciones diferentes en la jugada.

Min. 54: Completa una buena ayuda defensiva a Semedo en el lateral izquierdo siendo tácticamente ordenado en el 4-4-2 defensivo de repliegue.

Min.55: Combina muy bien de tacón en una salida del Barça sorteando la presión del rival, manteniendo la posesión y dándole continuidad a la jugada.

Min 56: Tiene una combinación intrascendente en el medio campo.

Min. 60: Lanza un córner razonablemente bien (quizás demasiado abierto), que Piqué remata fuera un poco forzado.

Min. 60: Sale muy bien de la presión rival con un cambio de juego perfecto, desahogando la salida de balón del equipo.

Min. 65: En una situación de contragolpe con mucho espacio tiene un mal control (el balón se le queda atrás perdiendo mucho tiempo) y luego intenta un pase imposible entre dos rivales al límite del área. Mala decisión.

Min. 66: Sirve un córner en corto, Messi le devuelve el balón y con un toque demasiado largo pierde control sobre la jugada y, ya forzado, falla el pase. No era una situación de presión de modo que se puede considerar un error.

Min. 67: Le llega un pase filtrado por Arturo Vidal en posición de 9, efectúa un control correcto pero su disparo (solo ante el portero en una ocasión clarísima) acaba en la segunda gradería del gol norte (literal, no es un decir). En su defensa, viendo la repetición se aprecia que el balón da un mal bote en el césped justo antes del impacto.

Min. 68: El Barça tiene un contragolpe tras un córner servido por el Sevilla y Dembélé, con muchas opciones de pasada y mucho espacio para correr se lía y pierde el balón. Mala toma de decisión.

Min. 73: Le da en dos ocasiones buena continuidad a la transición del Barça.

Min. 78: Muy buena cobertura defensiva al lateral izquierdo cuando Semedo se desplaza a la zona central para tapar hueco, demostrando en esta ocasión un excelente compromiso defensivo, más si cabe teniendo en cuenta que el Barça gozaba ya de un resultado abultado a favor.

Min. 80: Baja con clase un desplazamiento en largo de Ter Stegen, dejando el esférico al primer toque al compañero que venía de frente y, por lo tanto, dando continuidad al juego con precisión.

Min. 81: Arranca contra la defensa en una aventura loca cuando tocaba contemporizar y mantener la posesión, perdiendo la pelota en otra mala toma de decisión.

Min. 82: Aguanta demasiado una conducción en diagonal de 15 o 20 metros cuando tenía en su misma dirección un pase sencillo hacia la banda. Vuelve a perder el balón en otra mala decisión.

Min. 87: Es expulsado por el “muy malo” Mateu Lahoz.

He resaltado en negrita las ocasiones en las que Ousmane o bien escoge mal la jugada o bien tiene un fallo técnico impropio de su calidad para poder contarlas fácilmente. 5 en los 40 minutos analizados, lo cual no significa necesariamente que sean muchos, ésto depende de cómo y cuando falle. En futbol no se puede pretender un porcentaje de acierto del 100% en todas las acciones si juegas en una posición que requiere desborde y jugarse uno contra unos para generar peligro. Pero fijaros que no cuento como fallos ni su chut a las nubes ni pérdidas en las que estaba presionado o no tenía opciones claras. Este es el problema, que son 5 malas decisiones que se podrían haber evitado todas escogiendo bien la jugada que tocaba hacer. Y 5 errores de ese tipo sí son bastantes.

En cualquier caso, creo que el ejercicio que he hecho yo debería hacerlo el cuerpo técnico (puede que lo hagan) en cada partido y después repasarlo con Dembélé. Porque ya lleva 2 años y medio en el club y, como hemos visto, hay demasiadas situaciones en las que no escoge correctamente la acción que requiere el partido: debe aprender YA a contemporizar cuando toque y a intentar el desborde cuando se requiera. Haciéndolo será mucho más regular y explotará definitivamente porque, sin duda, un partido como el del Sevilla sin esos 5 errores sería un partido excelente.

Mintras no lo consiga le seguiremos cantando: “Ousmane Dembélé, Ousmane Dembélé; allez, allez, Ousmane Dembéle” al son de la marsellesa para animarle.


¡Si quieres que te notifique en el e-mail cada vez que haya una nueva entrada en el blog introduce tu correo electrónico!

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.