“Trempera” con el futuro Camp Nou.

07/10/2019 / @fcbfan_mfd

Buceando por la sección del Espai Barça de la web oficial del club descubrí hace bien poco que habían actualizaron el vídeo explicativo. La base es la misma de los anteriores pero en mi caso cualquier novedad al respecto es como agua para el sediento. Y es que el proyecto del Espai Barça, analizado exclusivamente desde un punto de vista funcional y estético, me parece impresionante. Me pasa como con mi mujer: me gusta absolutamente todo.

Vídeo Espai Barça

De las distintas propuestas que se presentaron al concurso para la reforma del Camp Nou había alguna que no me gustaba, otras que ni fu ni fa, otras que estaban bien… Y luego estaba la ganadora. ¡Qué pedazo de proyecto!

Recuerdo que mi mujer (a ella todo esto ni le va ni le viene, hasta el punto de que cuando me ve con la camiseta del Barça suelta: “otra vez con el pijama este?”) me acompañó a ver la exposición temporal que había en los aledaños del Camp Nou cuando estábamos los dos de baja maternal/paternal por el nacimiento de nuestro segundo hijo. Y la visita fue una inyección de barcelonismo en vena brutal porque sentí que el proyecto respetaba nuestra historia, nuestra ciudad y nuestro patrimonio, llevándolo a una nueva dimensión: tomaba como punto de partida todas las cosas buenas del actual estadio y las completaba de forma asombrosa.

El Camp Nou necesita una reforma, de eso no hay duda. Porque ya está viejo. Y porque es feo. A ver, no me interpretéis mal: es bonito, muy bonito, pero también es feo. La asimetría del lateral con tribuna es horrorosa, o al menos a mí me lo parece. Lo bonito es que nos cuenta la historia de nuestro crecimiento, pero estéticamente es de difícil digestión. Y el proyecto acaba con ella como metáfora definitiva de que nuestro crecimiento ha llegado ya a su cénit, como así ha sido también futbolísticamente durante los últimos 30 años. Pero más allá de este componente estético el resultado de nuestro viejo y a la vez nuevo templo diseñado por Nikken Sekkei me parece genial por muchas otras razones.

No tiene ninguna piel de acero ni cristal que lo convierta en una nave espacial de gusto discutible (como por ejemplo sí tendrá el Bernabéu con su reforma). Estos proyectos se me antojan ya un poco pasados de moda. En cambio, entiende que Barcelona es una ciudad mediterránea con un clima benévolo y basándose en ello crean unas terrazas abiertas que permiten disfrutar de la ciudad desde el mismo estadio. Esa panorámica despejada en 3 niveles distintos de terraza es oro puro, y muestra sensibilidad e integración para con Barcelona. Pasear y comer o cenar allí antes de cualquier partido será un placer.

Tanto las tres gradas interiores como la marquesina que será derruida parece que se proyectan hacia el exterior en las cubiertas de los nuevos espacios comunes que generan las terrazas. Mirar el Camp Nou des de fuera y que su panorámica exterior ya te recuerde las tres gradas interiores me parece una solución arquitectónica y estética sólo apta para mentes privilegiadas.

Cubrirlo con un techo es un “must” en un proyecto así, y no sólo por cuestiones prácticas. Es evidente que con él ninguna parte de las gradas tendrá que sufrir la lluvia y se mejorará notablemente la climatización. Pero además de evitar las inclemencias meteorológicas el nuevo techo permitirá crear una atmósfera única. Ahora mismo con el estadio tan abierto lo que grita el gol norte llega difuminado y diluido al gol sur, y viceversa. Pero con el nuevo techo el campo será sin duda un “clam” y el miedo escénico de los rivales crecerá exponencialmente. Tan sólo de pensarlo se me pone la gallina de piel.

La nueva primera gradería permitirá que se vea mucho mejor el campo desde todas las butacas, ya desde la primera fila, que quedará un poco más elevada. Esto combinado con una inclinación mucho mayor ofrecerá una perspectiva del césped notablemente mejorada en esta parte del campo. Aunque ello supondrá sacrificar muchas de las butacas que hay en dicha primera gradería, obligando a resituar a muchos abonados en la tercera nueva gradería de tribuna. Pero seguro que el Club organiza toda la migración de forma ejemplar contando con el apoyo de empresas que ya han demostrado su valía en esta clase de propósitos (como así sucedió en el nuevo San Mamés o en el Wanda Metropolitano).

Los nuevos palcos VIP son espectaculares y permitirán generar recursos adicionales, y las escaleras mecánicas así como las nuevas bocas y escaleras interiores (más anchas), junto con un mayor espacio entre asientos, contribuirán a la mejora de la movilidad (también para las personas con movilidad reducida) y de la comodidad.

En definitiva, funcional y estéticamente el nuevo Camp Nou será un recinto espectacular de verdad, para que lo disfrutemos nosotros y las nuevas generaciones. En ningún momento he querido entrar en cuestiones igualmente importantes como son la financiación y la transparencia con los socios en el desarrollo del proyecto. Esto dará para otro post más adelante, porque todo parece indicar que lo que se aprobó en el referéndum no se ejecutará bajo las premisas financieras expuestas entonces.


¡Si quieres que te notifique en el e-mail cada vez que haya una nueva entrada en el blog introduce tu correo electrónico!

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

0 comentarios en «“Trempera” con el futuro Camp Nou.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.