Un partido con cosas positivas

11/11/2019 / @fcbfan_mfd

La portada del diario Sport del domingo titulaba: MESSI, MESSI, MESSI Y SOLO MESSI. Entiendo que era una forma de decir que ahora mismo en el Barça solo funciona el genio argentino. En los últimos tiempos ha sido así en numerosas ocasiones, pero no estoy de acuerdo en que eso sucediera el sábado en el partido ante el Celta.

Como hago en muchas ocasiones, ayer domingo volví a mirar el partido en diferido por televisión. Me gusta mucho hacerlo porque siempre descubro cosas que a uno le pasan desapercibidas cuando ve el partido en el Camp Nou, como por ejemplo el corrillo que hicieron los jugadores después del primer gol que luego os contaré. En líneas generales esta revisión me reafirmó en algunas de las sensaciones positivas que tuve y que en ningún caso me llevan a decir, al menos para el partido de ayer, que el Barça solo fue Messi. Nuestro D1OS marcó otro memorable hat trick (lo suyo con las faltas es paranormal) pero hubo mucho más de todo el equipo.

Empezando por la buena actitud global de los jugadores. En un momento tan complicado demostraron que están con el entrenador, sin fisuras. Quizás es sencillo cuando éste te da dos días y medio de vacaciones después del partido contra el Slavia (jugaron el martes y no fueron citados a entrenar hasta el viernes por la tarde), pero la realidad es que en caso de que ayer el partido hubiese ido mal el míster habría quedado en una posición muy débil, y los jugadores respondieron.

Quiero dejar claro que el análisis limitadamente positivo que hago nada tiene que ver con el resultado. Obviamente marcar 4 goles ayuda, pero estoy intentando poner el foco en otros intangibles del juego: sin ser en absoluto excelso al menos los jugadores pusieron ganas y actitud, se les veía enchufados y comprometidos. Hay detalles que lo demuestran, como por ejemplo las continuas indicaciones que se daban entre ellos. Recuerdo a Messi hablando con Sergi Roberto después de celebrar un gol para intercambiar impresiones tácticas; o a Arthur, Busquets i Junior comentar entre ellos cómo tenían que moverse en el juego posicional para sacar espacios por la banda izquierda. No eran discusiones ni reproches sino pequeñas indicaciones para ayudarse y meterse en el partido.

Entre todas ellas sobresale una: el gran conclave que tuvieron todos los jugadores tras el primer gol del Barça. Yo no me percaté en aquél momento, sólo me di cuenta durante la revisión del partido el domingo. Ya sólo por este detalle me mereció la pena visualizarlo de nuevo porque no fue baladí: justo cuando la lesión de Semedo obligó a entrar a Busquets y durante la celebración del gol los jugadores formaron un pequeño círculo y los dos capitanes (Messi y Busquets) dieron cuatro arengas e instrucciones al resto del grupo, en una imagen que transmitía a la vez compromiso, liderazgo y ganas. Un pequeño tiempo muerto de los que se ven en el basquet pero en medio del césped del Camp Nou.

También me gustó ver a Messi especialmente comprometido en defensa, otro indicador de las ganas que le pusieron (él y todos). Y desde un punto de vista más futbolístico el argentino estuvo muy bien ayudando en la creación cuando no había clarividencia y el Celta apretaba arriba. Además, el equipo en general consiguió en muchas ocasiones presionar ordenadamente y recuperar rápidamente el balón. Sin muchos alardes, pero algo es algo: no vamos a tirar cohetes ni a soñar con el triplete, pero de alguna manera había que empezar a enderezar el rumbo y creo que el equipo lo consiguió. Estamos todavía a años luz de resolver el problema, pero al menos no se agudizó.

Y sin duda es para celebrar que Messi por fin intentara buscar de forma muy proactiva a Griezmann. Tengo un amigo que insiste en que al francés le hacen bullying de forma descarada. Y claro, nadie podía negarle que fuera una posibilidad porque la realidad es que no conectaban nunca, ni siquiera cuando la jugada parecía evidente. Ayer el francés estuvo preocupantemente desacertado (una vez más), pero al menos se buscaron y Griezmann fue a levantar a Messi en una ocasión en la que el astro quedó tendido en el césped.

En definitiva, vi a un equipo que se sabía en horas bajas y cuestionado pero que sacó a relucir orgullo y compromiso. Cualquiera podría decirme con mucha razón que es lo mínimo que se les debe exigir, pero en el futbol las cosas son más complejas y cuando no acaban de salir bien es fácil que la falta de confianza provoque desorden, que éste lleve a buscar soluciones que no tocan y, como consecuencia de todo ello, se caiga aún más en la desorientación. Y el sábado el Barça no estuvo brillante pero sí serio, de modo que el nuevo parón por selecciones será algo menos agitado.


¡Si quieres que te notifique en el e-mail cada vez que haya una nueva entrada en el blog introduce tu correo electrónico!

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

3 comentarios en «Un partido con cosas positivas»

  1. Pit i collons. No vaig poder veure el partit pero m’alegra molt el que llegeixo. Realmente tenim molta calitat a la plantilla. Si hi ha de veritat motivacio arribarem lluny

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.