Victor Valdés.

13/10/2019 / @fcbfan_mfd

Víctor Valdés

En esta vida hay que conceder en muchas ocasiones el beneficio de la duda y dar segundas oportunidades a la gente que nos rodea. Porque todos luchamos para mejorar, aprender de nuestros errores y cambiar aquello que no hacemos bien. Aunque muy a menudo sea sin éxito.

El Barça le concedió a Valdés esta segunda oportunidad. Unos cuantos, conociendo el pasado un tanto excéntrico del portero, se la hubieran negado alegando que hay caracteres que son difíciles de cambiar.

Yo nunca afirmaría que Valdés no es un buen tipo. Seguro que sí. Sin embargo había bastantes precedentes que invitaban a pensar que su temperamento le impediría el éxito en su segunda etapa en el Barça. Y lamentablemente ésta ha terminado en fracaso. En solo dos meses ha generado demasiadas situaciones conflictivas que han sido de difícil gestión para el club: no presentarse a una final de consolación en la disputa de un torneo de verano, cambiar en su juvenil algunos planteamientos tácticos que se entienden básicos en el futbol formativo, no asistir a la cena de entrenadores de los distintos equipos de la Masía, montar un lío por las condiciones en las que tenía que desarrollar sus ruedas de prensa, quejarse públicamente del poco uso que podía hacer del nuevo Estadi Johan Cruyff…

Hasta desembocar en una airada discusión con el director del futbol formativo, Patrick Kluivert. La apuesta personal de Bartomeu de otorgarle esa segunda oportunidad ha terminado en destitución.

Gracias Víctor por todas las paradas y por tu entrega y tu carácter en el campo durante tantos años en la mejor época de nuestro Barça. Me quedo con eso.


¡Si quieres que te notifique en el e-mail cada vez que haya una nueva entrada en el blog introduce tu correo electrónico!

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.